Blog post

¿Estoy en la obligación de amparar los perjuicios patrimoniales?

24 noviembre, 201710 de la construcción

Sí, las compañías constructoras están en la obligación de amparar los perjuicios patrimoniales causados a compradores de vivienda nueva, definido en el numeral 3 del artículo 2060 del Código Civil, y el artículo 8° de la ley 1480 de 2011.

Y la Ley 1796 de 2016, que definió en el artículo 8, los tipos de amparos que puede constituir un constructor sobre los perjuicios patrimoniales.

Sin embargo, la Ley 1796 aún no ha reglamentado los 4 tipos de amparos que definió, por lo que aún no hacen parte de los elementos obligatorios para la expedición de las licencias de construcción.

Los 4 tipos de amparos definidos en la Ley 1796 de 2016 sobre la obligación de amparar los perjuicios patrimoniales son:

  • Patrimonio propio de la constructora.
  • Garantías bancarias.
  • Servicios financieros.
  • Seguros, como Seguro 10 de Previsora Seguros.

Aunque están definidos por la ley, para las compañías constructoras estos se perciben como costos adicionales para los proyectos, que ponen en riesgo su rentabilidad, aunque según un estudio de EL COLOMBIANO, los aumentos estarían alrededor de 1500 pesos por cuota para las viviendas de interés social, y hasta $12.700 por cuota para proyectos de vivienda de 180 millones, que se convertirían en una garantía para los compradores y para los constructores en el cumplimiento de la obligación de amparar los perjuicios patrimoniales.

Estos amparos, además de proteger el patrimonio de constructores y compradores se convierte en un argumento y sello de confianza a la hora de elegir en qué proyecto invierte su patrimonio el comprador, pues teniendo la confianza que los perjuicios patrimoniales serán asumidos es mucho más fácil tomar la determinación de invertir, especialmente en un país en el que el mayor movimiento de compra de vivienda se está viendo en los estratos 2 y 3.

Para que conozca a fondo los 4 tipos de amparos para perjuicios patrimoniales, hemos preparado una infografía, que puede ver en aquí.

Deje su comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Anterior Post Siguiente Post
VIGILADO
A %d blogueros les gusta esto: