Blog post

Decreto 945 de 2017, piso en firme para aumentar la seguridad de la construcción.

28 noviembre, 201710 de la construcción

Colombia llevaba, hasta hace un par de meses, varios años pendiente de actualizar el Reglamento Colombiano De Construcción Sismo Resistente, NSR-10, y lo logró con la publicación del Decreto 945 de 2017, que no solo actualizó la norma desde técnico sino también desde lo humano.

Y es que en un país que hace parte del cinturón de fuego del pacífico, que además tiene una zona de cordilleras muy activa sismológicamente y gran variedad de suelos, haciendo que más del 87% de la población colombiana se encuentre en un nivel de riesgo sísmico considerable. Estos elementos no son modificables, pero que sí son parte de los estudios que se deben incluir a la hora de planificar cualquier proyecto de construcción.

El otro aspecto y quizá el que más fortaleció el decreto 945  de 2017 es el humano, ejemplo de esto es que cerca del 30%, en el caso de Bogotá, y el 50%, para Cartagena, de las edificaciones están construidas en sectores informales, sin el cumplimiento de características técnicas profesionales.

Y acá la responsabilidad principal es de los curadores urbanos y las alcaldías de los municipios que permiten este tipo de construcciones, o que siendo conscientes del riesgo no desarrollan actividades de mitigación del riesgo, como sucedió en Mocoa a principios de este año.

Más allá del sector oficial, el decreto también fortalece el nivel de exigencia a los profesionales vinculados en el sector de la construcción, fijando que deben tener las Calidades, experiencia, idoneidad y acreditación profesional para ser diseñadores estructurales, revisores de planos y diseños o supervisores técnicos de obra. Y que esta responsabilidad debe ser asumida con total seriedad, pues serán los diseñadores estructurales, que deben ser ingenieros, quienes pongan su firma en la solicitud de la licencia de construcción.

Así, aunque el sector de la construcción tembló durante los últimos años por tragedias como el Edificio Space o el Edificio Blas de Lezo, o el de Mocoa, poco a poco se va fortaleciendo con normas más exigentes, como el Decreto 945, y profesionales mejor capacitados.

Deje su comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Anterior Post Siguiente Post
VIGILADO
A %d blogueros les gusta esto: