Blog post

Blas de Lezo, una tragedia para fortalecer los cimientos.

28 noviembre, 201710 de la construcción

Como una de naipes, el Edificio Torres de Blas de Lezo II, se vino abajo junto con los sueños y las vidas de 21 obreros que se encontraban en el lugar, y el de muchas familias que habían invertido su capital en tener un nuevo hogar.

El Edificio Torres de Blas de Lezo II se ha convertido en un ejemplo de hasta dónde pueden llegar la corrupción y la ilegalidad para obtener beneficios monetarios, pasando por encima de la ley y del bienestar de las comunidades.

Esta tragedia, que parece un capítulo del libro de Daniel Handler “Una serie de eventos desafortunados” puso en evidencia y según la Procuraduría General de la Nación, la participación de varios funcionarios de la Alcaldía de Cartagena que recibieron dineros por permitir la construcción de este y varios edificios en la ciudad, con licencias de construcción ilegales.

Hablar de sobornos, de construcción ilegal, empleados públicos y particulares que compartieron un interés único de enriquecerse ilícitamente, es poner por lo bajo la labor de constructores, arquitectos, ingenieros y empleados públicos que sí se preocupan por el bienestar, la vida y el patrimonio de las familias que invierten en vivienda nueva.

Hoy, varios meses después de todo lo que ha sucedido con el Edificio Torres de Blas de Lezo II, las consecuencias legales para quienes participaron de todo este circo siguen llegando, al igual que las ayudas para las familias afectadas.

Situaciones como esta, hacen que sea primordial en la agenda legislativa del país la regulación de la Ley 1796 de 2016, y que tanto el sector de la construcción, los entes municipales y el poder legislativo continúen trabajando juntos para entregarle viviendas cada vez más seguras a los hogares colombianos.

Si quiere conocer el ABC de la Ley 1796 de 2016, lo invitamos a hacer lo aquí.

Deje su comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Anterior Post Siguiente Post
VIGILADO
A %d blogueros les gusta esto: